En esta isla turística maravillosa que es la Gran Canaria encontramos situada en el norte de la isla una pequeña y hermosa ciudad llamada Teror también conocida como Vila Mariana de Teror. La economía de Teror basa en la ganadería, agricultura y todavía del turismo, donde recibe la visita de personas durante todo el año, pero principalmente en los periodos festivos.

teror2-min

Su ubicación en el interior de la isla en medio a valles profundos, componen la bella vista en cualquier punto de la ciudad. Conocida por peregrinos de todo el mundo la arquitectura de la ciudad es realmente impresionante,  de un pueblo antiguo pero muy encantador. El corazón de la ciudad, con sus auténticos balcones de madera es la Plaza Del Teror, con su árbol de laurel antigua, ofrece acceso para el centro histórico y la basílica. La temperatura son bastantes extremas, en el verano puede hacer muy calor como en el invierno puede hacer demasiado frío.

Breve Historia de Teror

La aparición de la Virgen María en un árbol de pino en la ciudad de Teror cambió el rumo de toda la población. En el inicio construirán una capilla que tiempos más tarde fue reemplazada por una iglesia en honor de Nuestra Señora Del Pino. Tragicamente, por cuenta de un incendio, fue totalmente destruida la iglesia, así que la ciudad no podría quedar sin un altar para la Virgen María, en 1767 construirán una basílica neoclássica que hasta hoy, con la estatua de la Nuestra Señora Del Pino recibe la visita de miles de personas todos los años,  en el mes de septiembre turistas y peregrinos llegan hasta Teror para contemplar la gran fiesta del pino.

teror-min-1

Desvelando Teror

Podemos olvidar de todo lo estrés del día a día en las calles de Teror, sus variadas tiendas y casas coloridas, arquitectura realmente única que proporcionan una gran sensación de paz y tranquilidad. Los Bares locales brindan una perfecta atmosfera de relajamiento en un escenario especial que la ciudad puede ofrecer, disfrutar de deliciosas tapas y bebidas con una vista exuberante es una óptima manera para fin de tarde en Teror. Los visitantes de Teror pueden apreciar la amplia gama productos gastronómicos en el mercado público.

Las especialidades de la población son las verduras y frutas frescas, pasteles y tartas, productos locales de Teror, además podrás encontrar diversos artículos de arte y vestuario. Hay gran oferta de artesanía, cestas de mimbre, tallas son especialidades locales encontradas en toda parte de la ciudad. La habilidad con las manos de la gente de Teror si nota en variados sectores, trabajos artesanales son encontrados en los más distintos prestadores de servicios manuales como los cristaleros, mecánicos y cerrajeros. La ciudad es pequeña pero ofrece una alta cantidad de profesionales, todos muy tradicionales, entrenados y experimentados por mestres de antiguas generaciones de la isla. Conozca cada calle detalle que la ciudad puede ofrecer, desde los más pequeños hasta los mayores y más extravagantes.

Podrás probar deliciosas carnes marinadas, en la tradicional culinaria local, todavía conocer el sabor del chorizo y la morcilla dulce, especialidades de la ciudad. Las monjas  Cisterciense brindan deliciosos dulces, una sabrosa muy antigua tradición de la ciudad, que también cuenta con una tienda especializada en vinos.  El sabor de la región de Gran Canaria es representado en la comida típica y deliciosa de la gastronomía local.

 

teror3-minPara llegar en Teror de una manera emocionante y hermosa, puede utilizar el coche, siguiendo por la GC-21, la carretera de Teror, disfrutará de un magnifico viaje, apreciando el visual del entorno desde Las Palmas, la región aporta muy encanto en una rica flora y fauna.  Recuerde que al regresar deberá tomar en cuenta todos los cuidados necesarios para el viaje, verifica las condiciones del coche,  para imprevistos como la perdida de llaves del coche por ejemplo, póngase en contacto con especialistas,  hay opciones de empresa de cerrajero urgente y barato y además servicios disponibles 24 horas en Teror. Para el regreso hay la opción hacia Arucas, por la costa al largo de la Gc-43. La belleza del camino encantaran los más exigentes ojos, la naturaleza prodiga momentos únicos y especiales para cualquier viajante. La población de Teror aporta comodidad y hospitalidad a todos los visitantes, son agradables y acogedores, se sentirá en casa en cualquier rincón de la ciudad.